Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Parte 4: Volarás Muy Alto

La Aventura Más Grande De Tu Vida
--- Volarás Muy Alto ---


     Cuando te abstengas de pisotear el sábado y
     De ocuparte en tus negocios en mi día santo, y
     Llames al sábado delicioso, y
     Venerable al (día) santo de Yavé, y
     Le honres no haciendo tus viajes,
     Ni arreglando tu negocio ni hablando de él,
Entonces te gozarás en Yavé, y te haré remontar sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la herencia de Jacob, tu padre, pues la boca de Yavé ha hablado” (Isaías 58:13-14 Versión Nacar-Colunga)

¿Qué se requiere para hacer grandes cosas en esta tierra? ¿Habilidades y talentos extraordinarios? ¿Manifestaciones de dones espirituales? El Señor sólo requiere de nosotros disposición para obedecerle. El Señor solamente requiere que cumplamos con Su Voluntad (Isaías 58:13).

Mucho se discute sobre guardar el sábado: si es de la ley o no. Si está vigente o no. Sabemos que para el Señor no hay que guardar sólo un día, sino todos; pero ¿cuántos lo hacemos? ¿Has intentado guardar todo un día para cumplir la voluntad del Señor?


A. GUARDAR PARA HACER SU VOLUNTAD
Guardar un día para el Señor no se refiere a ir al templo todo un día, no se refiere a encerrarse a orar y/o ayunar todo el día, no se refiere sólo a visitar enfermos y necesitados todo un día. Guardar el día se refiere a no hacer nada que te desvíe de la voluntad del Señor, a no hacer nada que el Señor no te esté pidiendo hacer.

1) No Hagas Tus Negocios (Iasías 58:13)
Esto se refiere a no hacer tu voluntad, o como dice la Biblia de las Américas “…no hacer lo que te plazca”. Lo que el Señor quiere es que sólo hagamos la voluntad suya. Hay quienes suponen que por el hecho de ser cristiano ya estás cumpliendo la voluntad del Padre. O por el hecho de orar y ayunar mucho ya estás cumpliendo su voluntad. Pero esto está muy lejos de la realidad.

Hacer su voluntad no es hacer lo que tú piensas, es hacer lo que Él te pide. Él te pondrá lo que tienes que hacer por medio de su Santo Espíritu. Pero para saberlo, necesitas estar en plena comunión con el Espíritu del Señor.

2) No Hacer Tus Viajes (Isaías 58:13)
Esto es, no sigas tus caminos o lo que tú piensas que es correcto; sino preguntar al Señor qué camino debes de seguir, dejar que el Espíritu Santo guíe tu caminar, así como a Felipe (Hechos 8:26-27).

3) No Arregles Tu Negocio, Ni Hables De él (Isaías 58:13)
No busques tu voluntad, deja que el Señor te indique qué quiere hacer contigo y a través de tu vida. No busques hacer aquello que te de fama, permite que sea el Señor quien obre cada día.

Permite que toda palabra que salga de tu boca sea de bendición, y para ello tienes que pedirle al Espíritu Santo que no permita que de tu boca salga palabras para maldecir o palabras vanas. Que de tu boca solo salga palabras que provengan de Él, para edificar, exhortar y consolar.


B. LAS RECOMPENSAS

1) Te Deleitarás En El Señor (Isaías 58:14)
Siempre tendrás gozo, así estés pasando tribulación o pruebas, porque sabrás que pase lo que pase, Él te ama, y está contigo. Entonces habrás comprendido aquello que dice: “Todo les ayuda a bien, a los que le aman” (Romanos 8:28).

2) Te Remontará Sobre Las Alturas De La Tierra (Isaías 58:14)
Nunca busques que sea el hombre quien te alabe o glorifique, porque esto es pasajero. No busques los primeros lugares, o exaltarte a ti mismo. Permitamos que sea el Señor quien nos alabe, quien nos coloque en el lugar en donde debemos estar. Él es quien nos coloca como cabeza y no como cola. Una parte de nosotros desea ser reconocido por los demás, no es malo; lo malo es no permitir que sea el Señor que nos de a conocer, y que sobre todo que en vez de vernos a nosotros vean a Cristo reflejado. Recuerda lo que Jesús enseñó: “El que quiera ser el mayor entre nosotros, debe ser el siervo de todos”

3) Te Alimentará Con La Heredad De Jacob (Isaías 58:14)
Esto se refiere a que nunca nos faltará nada. La herencia de Jacob (Israel) es grande, promesa de una tierra fructífera en medio de desiertos. Eso mismo nos promete hoy el Señor, Él nos prosperará a tal grado que nunca nos falte nada.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram