Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

La Comida Y Tu Peso

La Comida Y Tu Peso
¿Si Como Subo De Peso Y Si Dejo De Comer Bajo?
Descubre los mitos acerca de la alimentación para poder tener una muy buena opción para bajar los kilitos de más.

Chicos y chicas, hablemos un poco de tu peso. Especialmente quiero echar en tierra dos mitos acerca de la comida y tu peso. Y es que recuerdo que "en mis tiempos" las abuelitas al llegar a visitarlas decían cosas como: "Mi hijito que flaco estás, eso no está bien, estás muy desnutrido, ven te voy a dar de comer" o "Jo mi hijito que 'galanote' estás, así crecerás bien sano y fuerte". Y es que anteriormente se creía que estar gordito era sinónimo de buena salud y también se creía que lo contrario era cierto, es decir, estar flaco era sinónimo de estar anémico o desnutrido.

PRIMER MITO: Estar gordito, no es sinónimo de saludable.
Al contrario, se ha descubierto que la obesidad puede traer múltiples complicaciones, entre ellas infartos del corazón y del cerebro, diabetes, hipertensión, etc., si no recibe tratamiento médico especializado.

Entonces, es falso creer que una persona gordita está bien alimentada. Abuelitas, nada de que "Jo que galanote estás", al contrario, muchos de los gorditos sufren de anemia, debido a una falta de hierro en sus glóbulos rojos, es decir, el régimen alimenticio que llevan es carente de algunos nutrientes y se exceden en otros, como las grasas y los carbohidratos.

SEGUNDO MITO: Debo comer menos para bajar de peso rápido.
Al contrario, el cuerpo al no recibir alimentos, especialmente proteínas en las primeras horas del día, activa su mecanismo de autodefensa que lo obliga a "ahorrar" en forma de grasa. En pocas palabras, si no desayunas y comes poco, es más probable que engordes por que tu cuerpo acumulará grasas para "ahorrar". Y lo que si es seguro, es que si no comes bien, también tendrás problemas de desnutrición y anemia.

LA REALIDAD: Todo depende de nuestro metabolismo.
El asunto aquí es que si nuestro metabolismo es lento almacena la comida en forma de grasa. Es decir, si tu comiendo aunque sea poco subes de peso fácilmente, es porque tu metabolismo es lento.
Si tu metabolismo es acelerado, transforma la comida en energías y músculos. Son las personas que aunque comen mucho, no sabes a dónde se le va la comida.

Lo ideal entonces no es estar gordo para estar saludable, ni mucho menos dejar de comer para perder peso, sino llevar un régimen alimenticio equilibrado que contenga todos los grupos de nutrientes que el cuerpo necesita en las cantidades requeridas de acuerdo al metabolismo de cada persona. Y sobre todo has ejercicio.

UNA OPCIÓN PARA PERDER KILITOS: Sal a correr.
Al correr tú estarás:
  • Gastando muchas calorías por minuto: porque es uno de los pocos ejercicios en los que no gastas nada, más que en un buen par de tenis, que activan totalmente tu cuerpo.
  • Reafirmando los tejidos: esto quiere decir, que evitas la flacidez, las lonjitas y los gorditos colgantes de los brazos y cualquier otro gordito colgante del cuerpo.
  • Creándote buen apetito:  por un lado, no podrás ir a correr si comes en exceso, así que tendrás que medirte antes de comer, así como no querrás meterle grasas a tu cuerpo después de haber hecho un enorme sacrificio corriendo para bajarlos.
  • Esforzándote por conseguir algo: lo que vale la pena cuesta. Y cuando veas los resultados, te animarás a continuar.
Recuerda: Tu cuerpo es templo del Espíritu Santo, debes cuidarlo.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram