Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Cómo Orar Por Otros

¿Has intentado orar por alguien, pero no sabes qué pedir? ¿Qué harías si te dijeran: "Por favor, ora por mí"? ¿Qué has hecho cuando te han pedido que ores por alguien? ¿Oras confiadamente o con temor a que tu oración no sea correcta? En Colosenses el apóstol Pablo nos deja un modelo de oración para poder nosotros pedir al Señor en favor de otros: un hijo, el cónyuge, un familiar, un amigo; para ir en rescate espiritual de quien esté en necesidad o en problemas.

Cada punto en esta oración refleja un anhelo del corazón de Dios para cada uno de sus hijos, así que podemos tener confianza absoluta que estamos pidiendo de acuerdo a Su Voluntad y que sin duda alguna obtendremos respuesta. OJO, esto no quiere decir que estarán libres de problemas aquellos por quienes ores, pero sí tendrás la certeza de que serás un instrumento en manos del Señor para impactar en sus vidas.

1. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad (Colosenses 1:9)
Lo primero que podemos pedir por otros es que nuestro Padre Celestial le revele Su Voluntad. Y ese es el anhelo de nuestro Dios, y una necesidad de todo creyente; conocer el plan personal que Dios tiene para su vida: cosas como su carrera, con quién se casará, dónde trabajar, etc. Y es que todos necesitamos la dirección de Dios y Su perspectiva para cada decisión que tomemos.
Debemos pedir que el Señor les revele SU voluntad, y no pedir por lo que nosotros creemos que es Su voluntad. A veces oramos creyendo que nuestros anhelos por la otra persona es la Voluntad de Dios (como pedir "Que deje a ese novio/a que no le conviene, y que se fije en mí" "Que se de cuenta que esa carrera no le conviene, él debe ser Doctor como su papá". Oremos porque el SEÑOR le revele SU voluntad y ellos puedan seguirla.

2. Para que vivan de manera digna del Señor (Colosenses 1:10)
Pidamos al Señor que ayude a esa persona a vivir de manera que glorifique Su Nombre. Que la gente pueda ver Su amor, Su gracia, Su Bondad, Su misericordia, Su carácter, Su conducta a través de ellos. Que les ayude a hacer todo de manera agradable a EL.

3. Para que den fruto en toda buena obra (Colosenses 1:10)
El Señor nos ha puesto donde estamos para que demos fruto, y un fruto que permanezca. Pidamos al Señor que les brinde oportunidad para compartir de su fe con otros, para que puedan servir ya sea en la iglesia o en la escuela, en la colonia, en la comunidad, en el trabajo, etc. y de esta manera dar fruto en todo lo que haga. Que les permita utilizar sus dones y habilidades para bendición de los demás.

4. Para crecer en el conocimiento de Dios (Colosenses 1:10)
Pidamos que la persona continúe creciendo en Su relación con Dios. Que cada día se enamore más del Señor. Y para ello podemos pedir que tenga hambre por Su Palabra, que no haya impedimento para que puedan leer Su Biblia y que puedan aplicar lo que lean.

5. Para ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. (Colosenses 1:11)
Pidamos que la persona aprenda a confiar más en el Señor que en sus propias habilidades. Ninguno de nosotros está exento de los momentos difíciles de la vida, de los sufrimientos, de los problemas ni de las tentaciones. Pidamos por la persona para que al pasar por pruebas, aprenda a hacer del Señor Su refugio, pueda descansar en el Señor, pueda hallar paz en medio de la tormenta. Y que en cada tentación, sea fortalecido por el Espíritu Santo para no ceder y resistir al diablo y apartarse del pecado.

6. Para que den gracias con alegría al Padre (Colosenses 1:12)
Pidamos que la persona pueda ser agradecida. Todos necesitamos ser agradecidos con el Señor en todo tiempo, en la prosperidad, en la prueba, cuando nos está yendo bien, cuando estamos sufriendo. Que el Señor pueda formar en ellos un carácter agradecido por los favores recibidos. Que se vaya formando en ellos un carácter más como el de Cristo.

Conclusión
¿Deseas que tus seres amados crezcan en intimidad con el Señor?
¿Deseas poder ser un instrumento en manos del Señor?
Comienza a orar por otros, regularmente. Aquí tienes un buen ejemplo de qué cosas pedir. Y confía en lo que el Señor hará, porque Él es fiel a lo que ha prometido.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram