Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Sobreviviendo A Profes Gandallas



Recordando mis días de estudiante, comencé a agradecer a DIOS por aquellos excelentes profesores que dejaron huella en mí. Que sembraron en mí, muchas veces indirectamente y sin que ellos supieran, el deseo por prepararme más. Pero también di gracias a DIOS por todos aquellos profesores que de alguna u otra manera me hicieron la vida de cuadritos en la escuela. Y no por que fuesen estrictos, sino por lo abusivo que se portaban.

Cabe aclarar que muchos de los maestros que dejaron una buen huella en mí fueron muy estrictos y por ello estoy agradecido, porque me exigieron para que yo fuese mejor cada día (así que a valorar a los estrictos); pero algunos profesores, a quienes llamaré gandallas, y no como ya notaste, no es por lo estricto.

Como bien me sugirió mi amigo y hermano, Rolando Rasgado, Lic. En Contaduría y profesor de profesión. Definamos Gandalla: abusivo. Y por abusivo nos referimos a alguien que se excede de lo justo, de lo normal o adecuado. En buen chiapaneco: “uno que es cochi pero además trompudo”.

Muchos de ellos me hicieron sentir como Daniel en el foso de los leones (Daniel 6 por si quieres leerlo un día en la Biblia). Parado a merced de seres que se metían con mi aspecto físico, algunos que lanzaban amenazas combinadas con groserías, en medio de discusiones que alentaba sólo para tratar de atacar una creencia mía, buscando excusas para bajarme puntos, o burlándose, censurándome y hasta condenándome por mi fe en Dios. Algunas veces hasta escuchaba la misma frase que escuchó Daniel: ¡Si Dios es Real, a ver, que haga algo a tu favor!

Yo sé que a muchos les parecerá una situación imposible de solucionar. Pero déjame decirte que estos conflictos son algo bueno. Ayudarán a forjar tu carácter y si eres un fiel creyente de Dios, más porque seguramente te estarán martirizando por tu fe. Pero al igual que las otras materias, ¡necesitas pasar esta! Así que aquí te van algunos tips que te pueden ayudar.

1. SE EXCELENTE
En la Biblia se nos da un sabio consejo para todo aquél que aspira a ser líder, que sea ‘intachables’ (1 Timoteo 3:2 por si quieres saber los demás consejos). Por tanto, sigue ese consejo. Prepárate para las clases asegurándote de llevar libro, cuaderno y bolígrafo. Estudia tus materias no solo durante la clase sino un breve repaso cada día en tu casa. Investiga, no te quedes sólo con lo que escuchas de parte del maestro sino investiga para saber un poco más acerca de. Trabaja duro y cumple con tus tareas y preséntalas de manera digna (no sucio, ni arrugado). Muestra interés y Participa en las clases. No tienes idea de cuánto aprecian esto los maestros.
A los profes no les gustan los estudiantes apáticos, cínicos acerca de su educación e ignorantes, cerrados de la mente y anti intelectuales. Y algunos profesores creen que aquellos que tienen su fe en Dios y en Cristo son justamente esa clase de estudiantes; y tristemente hay cristianos que sí lo son. Así que tienes una gran oportunidad de ganarte el respeto de los profesores y demostrar que no todos son así. Usa tu cerebro y no sólo la internet y las redes sociales.

2. SE RESPETUOSO
La Biblia nos dice que los alumnos suelen tener o lograr un mayor entendimiento que sus propios maestros (y no lo querrás negar, ¿verdad?). Pero también dice que los maestros tienen autoridad sobre los alumnos. E incluso podemos leer el lamento de un alumno: ¿Por qué no escuché a mis maestros? ¿Por qué no presté atención a mis instructores? He llegado al borde de la ruina y ahora mi vergüenza será conocida por todos». (Proverbios 5:13-14). Y es que gandallas o no, todo profesor tiene experiencia, y siempre es mejor tomar lo bueno de ellos.

Ahora, el punto importante aquí es: muestra respeto a tu profesor, quizás no puedas por la persona en sí mismo, sino por lo que representa (a la dirección). De hecho, el respeto a la autoridad es ya muy raro en nuestra sociedad tan ególatra, y ya ni qué decir entre los jóvenes. Te sorprenderá lo que puedes provocar en algunos profesores con esta actitud.

Por otro lado, los profesores detestan a aquellos estudiantes que quieren dominar su clase – provocando largas, extensas y tontas discusiones durante la clase; malgastando el valioso y limitado tiempo de la clase en su interés personal. Y obviamente, aborrecen la actitud del enfrentamiento “en tu cara” o cualquier intento de los estudiantes por querer hacerlo ver mal.

Así que procura buscar en privado al profesor para poder discutir acerca de un tema que pueda llevarse mucho tiempo.

3. PARTICIPA
Ahora, respetar la autoridad de un profesor te lleva a participar activamente en clases. Participa en las discusiones que el profesor provoca. No te enojes al escuchar críticas o ‘indirectas’ hacia tus creencias, al contrario, considéralo un reto para descubrir los errores y sobre todo, para poder presentar alternativas a tus compañeros.

¡Sé que no es fácil! Sobre todo si tienes tu fe puesta en Dios y en Cristo, porque es casi seguro que te sentirás tentado a estar a la defensiva acerca de tu fe y puede resultar fácil caer en el juego de las ofensas. Pero en la Biblia también se nos enseña que debemos aprender a destruir todo obstáculo contrario al conocimiento de Dios (2 Corintios 10:5). Y Pablo lo decía porque en esos tiempos existían dos maneras de destruir fortalezas, la más conocida era troncos o contrapesos que arremetían contra las puertas. Y la otra forma, no tan común era meter un objeto entre las piedras de la pared y hacer palanca hasta desprender una piedra y se viniera abajo la pared completa.

Procura no enfrentar directamente. Un método efectivo y político para enfrentar el punto de vista opuesto del mundo acerca de las cosas de Dios –además que así permites que sea el mismo profesor quien se vea obligado a responder– es preguntando. (Ejemplo: Dios no existe porque no se puede comprobar su existencia. Respuesta: Si podemos decir que Dios no existe porque no se puede comprobar su existencia, Entonces ¿podemos decir que DIOS existe porque no se puede comprobar su inexistencia? Otro ejemplo: Dios no creó al hombre, proviene del mono. Respuesta: ¿Entonces porque se sigue llamando ‘Teoría de la Evolución’ y no ‘Ley de la Evolución’? Uno más: La virginidad es absurda, una cosa religiosa del siglo pasado. Respuesta: Entonces porque si hoy en día ya no existen tabúes y se habla tan abiertamente de sexo, ¿por qué los papás siguen esperando que sus hijas no salgan embarazadas o porque incluso los novios no llegan a pedir permiso a la casa de la novia para ir a tener sexo?

Notarás que hoy en día en las escuelas se pide ‘tolerancia’ a todas las ideologías. Aunque no son tan tolerantes al citar a DIOS. Pero tú no tienes que ser directo, porque nuestra cultura está tan llena de relativismo que te resultará fácil, si tienes tu fe bien puesta en Dios, encontrar las contradicciones fácilmente y estarás quitando la piedra que colapsará toda la estructura.

4. SABERLO NO SIGNIFICA SERLO
Resulta que ya has discutido acerca del tema con el catedrático, has mostrado evidencias, pero también te mostró evidencias acerca de la ‘Evolución según Darwin’. Y tú piensas, pero ¿cuál?
Y no importa, porque ahora te enfrentas al examen. ¿Deberías responder con la verdad y continuar discutiendo acerca del material que el profesor ha estado enseñando? Bueno, la respuesta es ¡no! Cuando tú presentas un examen, demuestras lo que has aprendido de lo que el profesor ha estado enseñando. Y obviamente no obtendrás una buena calificación si no dominas el material (sin importar que no estés de acuerdo con eso), además no te la mereces.

Es cierto, algunas materias no tienen un contenido atractivo o valioso para tu fe, y hasta llegarás a sentir que es una pérdida de tiempo. Sin embargo, muchas de las materias te enseñarán cosas valiosas. Una clase de filosofía, por ejemplo, en la cuál se enseñan filosofías seculares, algunas paganas, no es menos valiosa para un cristiano. Ya que podemos aprender acerca de esas teorías, a fin de conocer la manera de pensar de algunos. Ahora, algo que debes entender que el saber no significa creer que son verdad.

Si, en un examen de biología, tu profesor pide las evidencias de la teoría de la evolución de Darwin, no necesitas llenar la página con la evidencia que demuestra que fue creación y no evolución. Recuerda que tienes un tiempo bien limitado para responder, y además que no tendrás una buena nota por esa respuesta, porque no es lo que te están pidiendo. Ahora que si estás pensando: ¿Pero cómo voy a poner tal apostasía? Pues responde: ‘Darwin creyó que…’ Porque esa es la respuesta, describir las creencias de ellos, no las tuyas.

5. TE QUIEREN EXHIBIR, APROVEHCA A EXPLICAR
Sin duda alguna, habrá ocasiones en las que te pondrán de pie con la intención de exhibir tu fe y tus creencias. Pero en vez de considerarlo como ‘intentos para burlarse de ti’, considéralos como ‘oportunidades para explicar’ tu fe ante tu profesor y la clase. Ten en cuenta lo siguiente, no tienes que (ni es necesario) probar lo que dices. Es más que suficiente con explicar lo que crees. La mayoría de profesores tienen un poco conocimiento de lo que en realidad es el cristianismo. Y por si fuera poco, lo que creen acerca de la fe de los cristianos suele ser equivocado.

Por ejemplo, muchos se mofan de los cristianos porque ellos consideran que la gente buena se irá al Cielo, mientras que los malos se irán al Infierno (aunque si no fuésemos TODOS pecadores, porque la salvación sería gratuita para quién quiera aceptarla). O porque creemos que Dios es bueno, y ellos consideran que si es bueno no debería permitir tanto sufrimiento (sin darse cuenta que el mismo Hijo de Dios vino a sufrir para darnos la salvación). Notarás que muchos de los ataques son infantiles y mal informados, así que son la ocasión perfecta para simplemente aclarar las cosas: explicar que el cristianismo es simplemente creer en Cristo.

Recuerda que cuando tú haces esto, no solamente compartes tu fe, sino que estás sembrando la semilla, la Palabra de Dios, la cuál es viva y poderosa, tan cortante que penetra el alma y el espíritu, dejando al descubierto los pensamientos y deseos más íntimos. (Hebreos 4:12)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram