Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Tips Para Cuando Compartas En Publico


En distintas ocasiones me preguntan si me pongo nervioso al dar una conferencia o dar un tema en algún congreso, o compartir en mi iglesia. La respuesta es ¡sí! Y mucho. 
Luego me preguntan ¿cómo le haces? Y allí si no tengo una respuesta tan rápida. Pero recordé que el Señor Jesús dijo Da de gracia lo que recibiste de gracia. Y aunque no me considero un buen orador o predicador, me gustaría compartirles algunos tips que me han sido útiles, y espero también lo sean para ustedes.

1. Procura Atraer La Atención Desde El Principio
Lo quieras o no, la gente se va por la primera impresión. Así que los primeros minutos son cruciales para ganar su atención. No puedes comenzar titubeando o disculpándote. Toma tu lugar con una gran sonrisa y con el cuerpo relajado para no trasmitir soberbia ni orgullo. Y siempre saluda cordialmente y muy seguro. 

2.       Mantenlos A La Expectativa
Ya que lograste atraer su atención debes comprender que no todos los que están en el público llegaron para escucharte. A no todos los que te escuchan les interesa lo que estás diciendo. Y a no todos los que están interesados les resulta útil lo que estás explicando. Por eso debes preparar tu tema de tal forma que mantengas al público al borde de su asiento, que los mantengas expectantes o los hagas parte de la problemática que estás tratando (yo procuro hacerlo a través de preguntas para que mediten, de ejemplos muy comunes para que se identifiquen, etc.) y entonces esperen la solución que les quieres presentar. 

3.       Usa Imágenes, Clips, Anécdotas, Etc.
Una de las formas en que puedes mantener expectantes a la audiencia es recurriendo a imágenes proyectadas o video clips, haciendo referencia a material conocido por tu público (p. ejemplo si son jóvenes a películas, series o canciones populares, etc.), contando anécdotas (pueden ser de humor) que refuercen lo que piensas decir. Esto permite que el público se identifique con algo de la anécdota o se sientan cómodos porque al usar elementos que ellos conocen sienten que los entiendes. 

4.       Modula Tu Voz
Esta es otra de las formas en que puedes mantener expectante al público. Tuve la oportunidad de estudiar un poco de música, y algo básico son los matices, es decir, las variaciones que acompañan a una melodía para que pueda trasmitir su esencia. Esto también se debe aplicar a la voz. Podemos tener un excelente contenido pero si todo el tiempo hablamos muy lento, o muy rápido, o muy suave, o muy fuerte, muy pronto aburrirás al público. Necesitas regular la velocidad o el tono de la voz para poder trasmitir intensidad, para provocar sorpresa, para mover a conciencia, etc. 

5.       Prepara Un Final Convincente
Los que te escuchen hasta el final estarán deseosos de aplicar la información, de hacer cambios en su vida, relaciones, el trabajo, etc. Y esto se logra dando la información necesaria (no demasiada) y puntos para aplicar, y sobre todo procura hacer de la conclusión de tu tema un momento para recordar. 

6.       Procura Tocar El Corazón
Esto tiene que ver con el final emotivo, y es que no puedes olvidar que las personas tienen emociones. Definitivamente ninguno tendrá planeado llorar mientras das tu plática, sin embargo, puede ocurrir y no estarán renuentes a hacerlo. Las historias personales son fantásticas para conectarnos con el corazón de las personas. Así que no pierdas oportunidad para usarlas.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram