Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

La Responsabilidad De Los Padres

Elige Bien Porque Voy Detrás
¿Has pensado en la responsabilidad que tienes como padre?
Descubre por qué siendo padres es tan importante tomar las mejores decisiones en esta vida

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Dichosos los que se deleitan en cumplir sus mandamientos y temen al Señor. Sus hijos prosperarán en todos lados; la descendencia de los justos será bendecida. (Salmo 112:1-2)

Me resulta increíble muchas de las situaciones que hoy se ven en las familias. Me ha tocado ver desde padres que se divorcian sin tener un poco de consideración hacia los hijos, me ha tocado ver hombres y mujeres que simplemente consideran que su hijo será un estorbo así que deciden abortarlo, me ha tocado ver hombres y mujeres que viven como si sus hijos fuesen un estorbo y buscan mil y un formas de deshacerse de ellos, me ha tocado ver hombres y mujeres que en vez de ser padres deciden ser "cuates" de sus hijos y les permiten todo lo que quieran (aunque después sufren cuando se les montan), me ha tocado ver hombres y mujeres que meten a sus "amigos" a sus habitaciones estando los hijos en casa (y muchas de esas veces estando aun casados), y lo más sorprendente es que aunque por mucho tiempo se peleó el hecho de que un hijo necesita la figura paterna y materna para crecer saludablemente hoy se hizo a un lado y me ha tocado ver dos hombres o dos mujeres "intentando" ser padre y madre (aunque está difícil definir el rol).

No resulta difícil saber porque nuestra sociedad cada día está más pervertida. Simplemente las familias se están acabando, cada día vemos más padres ausentes debido a divorcios o malos entendidos. Por eso es tan importante y esencial que como padres despertemos y tomemos el rol que Dios definió para nosotros. Porque hay una batalla alrededor que quiere destruir las familias, para que así se destruyan también nuestros hijos.

Papá y mamá es tu responsabilidad ser fiel en enseñar a tus hijos a cómo permanecer firme en medio de la tempestad de la vida. Es tu responsabilidad enseñarle a mantenerse anclado, firme en Jesucristo para que su barco no naufrague. Y no se trata de solamente decirles que tienen que vivir con fe o que aprendan de Dios, tenemos que enseñarles a través de nuestras vidas.

Un ejemplo: Un día papá e hijo decidieron escalar un montaña. En cierto punto, el camino se puso muy difícil y bastante peligroso, por lo que papá se detuvo por unos minutos para considerar bien que camino tomar. El hijo miró hacia arriba donde iba el padre dirigiendo la subida y le dijo: "Papá, elige bien el camino porque yo voy detrás de ti".

Papá y mamá, tus decisiones no sólo te afectan a ti, sino que impactan la vida de todos los que están detrás de ti. Y es que tus hijos, aun cuando no te des cuenta, siempre están observándote, aprendiendo cómo superas los momentos difíciles y negativos de la vida, cómo navegas a través de los peligros de este mundo y de cómo te estás preparando para la eternidad. En verdad, no existe una mayor responsabilidad que enseñarles y demostrarles cómo seguir a Jesucristo.

Papá y mamá, si tú aún no tienes una relación personal con Dios a través de Su Hijo Jesús, déjame decirte que hoy es el momento. Estoy seguro que estás leyendo esta reflexión porque has tenido problemas con tu hijo y quieres cambiar esa situación, es por eso que Dios te dice hoy: "Déjame ayudarte". ¿Qué es lo primero que tienes qué hacer? Dile al Señor con tus propias palabras: "Señor Jesús, ayúdame por favor. Ahora veo que necesito dar un buen ejemplo a mis hijos y no podré si no tengo tu ayuda." Y comienza a orar cada día y a leer Su Palabra (La Biblia) para que aprendas y vivas de acuerdo a su Voluntad.

Papá y mamá. Dios te bendiga en esta enorme tarea de ser un ejemplo para tus hijos.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram