Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Fórmulas Para El Exito

Fórmulas Para El Éxito
¿Existe Sólo Una? ¡No! Existen varias.
Descubre dos fórmulas para obtener el éxito.

También el Señor le dijo a Moisés: "Yo he designado a Bezalel hijo de Uri y nieto de Jur, de la tribu de Judá. Lo he llenado con mi Espíritu y le he dado sabiduría, capacidad y habilidad para la construcción del santuario y todo lo que contiene. Está altamente capacitado como diseñador artístico de objetos de oro, de plata y de bronce. También ha sido dotado como joyero y tallador de madera. (Exodo 31:1-5)

Imagina la vida de este personaje: Bezalel. La Biblia nos lo describe como un gran joyero y diseñador, era un artista trabajando el oro, la plata y el bronce. Pero piensa en la situación económica de ese momento. El pueblo de Israel andaban errante, dificilmente alguien pediría para su casa cosas exhuberantes. Así que obviamente tendría muy poco trabajo, quizás alguien que le reparara una cadenita o pulserita de oro, uno que otro anillo de compromiso o de bodas. Quizás algunas lámparas de bronce, etc. Pero nada en lo que pudiera usar todo su talento y realmente usar toda su capacidad.

De pronto es llamado para realizar un pedido enorme: haría todos los utensilios que estarían al servicio de Dios en el Tabernáculo. Él sería quien dirigiría toda la obra. Y fue tan perfecto lo que hizo que Moisés, el gran líder el pueblo hebreo lo bendijo en público. El éxito había llegado a la vida de Bezalel.

De la vida exitosa de Bezalel, aprenderemos dos fórmulas:

1. Tú + Dios = Éxito
Bezalel, es un nombre hebreo que se puede traducir como: "A la sombra de Dios". Y es digno de notar que este hombre tenía una relación íntima con Dios, lo podemos notar en que estaba lleno del Espíritu de Dios, el Señor le había dado sabiduría, talentos y habilidades. Vivía a la sombra de Dios, refugiado en el Señor. Aunque tenía una gran capacidad y talento no era su intención sobresalir o ser admirado, él prefería vivir a la sombra del Altísimo. Y aunque hubiese crisis en su trabajo, él vivía confiado porque estaba al abrigo del Señor.

Debemos entender que la primer fórmula para el éxito es tener una relación íntima con nuestro Señor. Porque es sólo a través de esa relación que seremos llenos de Su Espíritu, dotados con sabiduría y podremos explotar todo el potencial que Él ha puesto dentro de nosotros. Vivir a la sombra del Señor nos ayudará a dos cosas: 1) A no exaltarnos a nosotros mismos, olvidando que la fuente de toda nuestra capacidad es el Señor; y 2) A no desmayar en los momentos difíciles de la vida.

2. Preparación + Oportunidad = Exito
Ahora veamos la segunda fórmula. Aunque el ritmo de vida de Bezalel no le exigía ser conocedor o diseñador de grandes obras en oro o plata. Él no se limitó. En Exodo 35:32-33 dice: "Él puede hacer hermosas creaciones de artesanía en oro, plata y bronce; puede cortar y engastar piedras preciosas, y puede hacer hermosas obras de tallado. En suma él tiene todas las habilidades necesarias". Y aquí es importante entender lo siguiente, Bezalel no hacía nada de eso, pero había desarrollado tal habilidad que podría hacer ese trabajo tan excelente que se necesitaba. Él estaba preparado para ello, tan sólo necesitaba la oportunidad para utilizar al límite su capacidad y explotar todas sus habilidades. Y esa oportunidad había llegado.

La segunda fórmula para el éxito es estar preparado para hacer grandes cosas, mantenerte aprendiendo, buscando la forma de aumentar tu capacidad y tus habilidades, aunque no parezca necesario utilizarlos a ese nivel. Esto quiere decir que si estás en la escuela: no sólo seas de los que hacen la tarea por hacer, sino que prepárate más allá, ve varios pasos más adelante que los demás. Si estás en el trabajo no sólo cumplas con tu responsabilidad, sino que ve más allá. Estés donde estés no sólo cumplas, sino que ve más allá para estar siempre preparado para cosas más grandes, porque en el momento menos pensado, DIOS pondrá la oportunidad para explotar todo potencial. Recuerda que sólo el SEÑOR te conoce a la perfección, sólo ÉL puede poner en tu camino la oportunidad para que utilices toda tu preparación y obtengas el éxito.

Acepta El Reto
Yo sé que quieres lograr el éxito en la vida. No he conocido a nadie que quiera ser un fracasado. Pero si conozco a muchos que han fracasado, porque en primer lugar no ponen su confianza en el Señor. Viven a la sombra del dinero, de las palancas o los huesitos. Tú y yo no podemos ser así, debemos vivir a la sombra del Señor, vivir en una relación íntima y plena con DIOS, para que seamos llenos de Su Espíritu y de Su Sabiduría, llenos de dones, talentos y habilidades.

Y ya que los tenemos, tampoco podemos sentarnos a esperar a las oportunidades, debemos estar ejercitando dichos talentos y habilidades al máximo para estar preparados para cuando la oportunidad llegue.

La imagen es la siguiente, el Señor está preparando algo muy grande y maravilloso. Ve a la tierra y dirá: "Tú, ¡sí, tú! Estás siempre conmigo buscando más y más de Mi. Te he dado mi Santo Espíritu y ahora te llenaré aun más, porque veo que estás preparado para hacer esto tan grande que se requiere allí en tu casa, en tu escuela, en tu iglesia, en tu ciudad, en tu estado, en tu país." Pero si te agarra sentado sin vivir en una relación íntima con él y además sentado sin estar preparado, pues buscará a alguien más. ¿Aceptas el reto de vivir en intimidad con el Señor y estar siempre preparado?
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram