Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Cuál Es El Mandamiento Más Importante?

Día 28 Con Jesús
¿Cuál Es El Mandamiento Más Importante?
Descubre porque lo más importante es amar a Dios y a los demás.

Lectura: Mateo 22:15-46
Los fariseos se reunieron para tramar la manera de enredar a Jesús en sus propias palabras y hacerle decir algo que lo comprometiera. Decidieron enviar a algunos de sus hombres, juntamente con algunos herodianos (que eran un partido político judío), a formularle algunas preguntas. Le dijeron: "Señor, sabemos que amas la verdad y que la enseñas sin miedo a las consecuencias. Dinos, ¿debe uno pagar impuestos al gobierno romano?" Jesús, que sabía lo que se traían entre manos, les dijo: "¡Hipócritas! ¿ A quién se creen que están tratando de engañar con preguntas como ésas? Enséñenme una moneda". Y ellos le mostraron una moenda romana de plata. Les preguntó: "¿De quién dice ahí que es esa imagen?" Respondieron: Del César. "Pues denle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios". Sorprendidos y avergonzados, se fueron.

Aquel mismo día, algunos de los saduceos (que eran los religiosos que no creían en la resurrección de los muertos); le preguntaron: "Señor, Moisés dijo que si un hombre muere sin tener hijos, uno de sus hermanos debe casarse con la viuda para que ella tenga hijos que reciban la herencia familiar del muerto. Pues bien, hubo una vez una familia de siete hermanos. El primero de éstos se casó y murió sin tener hijos, por lo cual la viuda se casó con el segundo hermano. Aquel hermano también murió sin tener hijos, y la esposa se casó con el siguiente hermano. El caso se fue repitiendo de manera tal que aquella señora fue esposa de los siete hermanos. Pero a la mujer le llegó también la hora de morir. Dinos, ¿de cuál de los hermanos será esposa cuando resuciten? ¡En vida lo fue de los siete!" Jesús les dijo: "Pues ustedes se equivocan por ignorar las Escrituras y el poder de Dios. En la resurrección no habrá matrimonios, porque todos serán como los ángeles del cielo. Y en cuanto a la resurrección de los muertos, ¿no se han fijado que las Escrituras dicen: 'Yo soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob'? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos". El gentío se quedó boquiabierto ante aquella respuesta.

Los fariseos (que eran los religiosos más reconocidos) no se dejaron amedrentar por la derrota de los saduceos, y se les ocurrió una nueva idea. Uno de ellos, abogado, preguntó a Jesús: "Señor, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley de Moisés?" Jesús respondió: "'Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente'. Este es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo es similar: 'Amarás a tu prójimo con el mismo amor con que te amas a ti mismo'. Los demás mandamientos y demandas de los profetas se resumen en estos dos mandamientos que he mencionado. El que los cumpla estará cumpliendo todos los demás".

Aprovechando la ocasión de estar rodeado de fariseos, Jesús les preguntó: "¿Qué opinan ustedes del Mesías? ¿De quién es hijo?" Le respondieron: De David. "Entonces, ¿por qué David, inspirado por el Espíritu Santo, lo llama 'Señor'? Porque fue David quien afirmó: 'Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha hasta que haya puesto a tus enemigos bajo tus pies'. ¿Creen ustedes que David habría llamado 'Señor' a su hijo?" Le respondieron: No. Y desde entonces nadie se atrevió a preguntarle nada.

Reflexión
A mi me choca darle vueltas al asunto, y obviamente me gustan las respuestas simples. No me gusta ahondar mucho en detalles y por menores, y en cuanto a enseñanzas, prefiero ser muy directo y sencillo. Los líderes religiosos pensaron que estaban preguntando cosas muy complicadas a Jesús, pero Él inmediatamente dio simples e increíbles respuestas. Cuando le preguntaron acerca del matrimonio después de la resurrección, dicha pregunta sonó como un problema muy complejo de matemáticas. Pero, en vez de frustrarse, Jesús dio una respuesta bastante clara y concisa.

Más adelante vemos un gran tema del Antiguo Testamento: "El mayor mandamiento". Su respuesta fue muy sencilla: (1) Ama a Dios; y (2) ama a los demás. ¡Eso es todo! No dijo que el mandamiento más importante fuese no metir, acusar, tener sexo fuera del matrimonio, robar o asesinar. Fue más directo y sencillo, directo al blanco: amar a Dios y a los demás. Él sabía que si estos dos estaban en su lugar, lo demás serían también guardados.

Si meditas un poco en esta respuesta, encontrarás que al amar a los demás podrás encontrar más fácil enfocarte en nuestro Dios amoroso. De hecho, todo se vuelve más fácil cuando diriges tus pensamientos en el Dios amoroso. No es fácil demostrar amor a los demás, pero es un mandamiento muy importante para Jesús.

Hay quienes aseguran que la Biblia podría resumirse en una sola palabra: ¡No! Pero aquellos que entiendan lo que significa caminar con Dios encontrarán que ¡No! no es el máximo mandamiento. De hecho, es "Sí". Para aquellos que caminan por fe, han visto un camino positivo, en el que "¡Sí! pueden todo, porque Cristo los fortalece". Si tú quieres seguir los mandamientos de Dios, entonces: "¡Sí! Ama a Dios". Si lo haces, enfocarás tu vida en ese Dios amoroso, y el resultado natural será amar a los demás.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram