Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Cocacólicos Anónimos

Cocacólicos Anónimos
¿Eres Cocacolero social o Cocacolero crónico?
Este test puedes aplicarlo a cualquier vicio conocido

Si eres de los que al decirles su doctor: “Coca, cero”… lo que hiciste fue intentar dejar la Coca Clásica para entrarle a la Coca Zero. Entonces, ¡esto te interesa!

Nosotros los miembros de C.A. (Cocacólicos Anonimos) llegamos al programa porque reconocimos finalmente que no podíamos controlar nuestra forma de beber (algunos de aspirar) Coca. Al principio estábamos poco dispuestos a admitir que nunca podríamos beber sin peligro. Pero los miembros experimentados de C.A. nos explicaron que sufríamos de una enfermedad. (Así nos había parecido durante largos años!) Nos enteramos de que mucha gente estaba afligida por los mismos sentimientos de culpabilidad, soledad y desesperación que nosotros teníamos. Descubrimos que teníamos esos sentimientos porque padecíamos de la enfermedad del cocacolismo.

Tomamos la decisión de tratar de hacer frente a la realidad de los efectos de la Coca Cola en nuestras vidas. A continuación se encuentran algunas de las preguntas que tratamos de contestar con sinceridad.

Responde SI o NO a las siguientes preguntas:

1 - ¿Has tratado alguna vez de dejar de beber coca durante una semana o más, sin haber podido cumplir el plazo? La mayoría de los C.A. hicimos todo tipo de promesas a nosotros mismos y a nuestras familias. No pudimos cumplirlas. Luego llegamos a C.A., y C.A. nos dijo: "Trata de no beber Coca solo por hoy".

2 - ¿Te fastidian los consejos de otras personas en cuanto a tu forma de beber Coca—te gustaría que dejasen de entrometerse en tus asuntos? En C.A. no decimos a nadie lo que tiene que hacer. Hablamos simplemente de nuestras experiencias con la bebida, los líos en que nos metíamos, y cómo logramos dejar de beber.

3 - ¿Has cambiado de una Coca a otro refresco de Cola con objeto de dejar la Coca? Intentamos multitud de trucos. Coca Zero. Coca Light. Chiva Cola, hasta Pepsi. Bebíamos solamente los fines de semana. Todo lo que te puedas imaginar, ya lo hemos probado.

4 - ¿Te has tenido que tomar algún vaso de Coca al levantarte por la mañana durante el año pasado? Necesitas un vaso de Coca para ponerte en marcha, o ¿para quitarte los temblores? Esta es una indicación bastante segura de que no eres un cocacolero "social".

5 - ¿Tienes envidia de las personas que no beben Coca? Casi todos nosotros nos hemos preguntado alguna vez por qué no somos como la mayoría de la gente, que pueden realmente tomarlo o dejarlo.

6 - ¿Has tenido algún problema relacionado con la Coca durante el año pasado? ¡Se sincero! Los médicos dicen que si se tiene un problema con la Coca y si sigue bebiendo, el problema va a empeorar, nunca mejorar. Al final, morirás, o acabarás en una institución para pasar confinado lo que te quede de vida. La única esperanza está en dejar de beber Coca.

7 - ¿Ha causado tu forma de beber Coca dificultades en casa? Antes de llegar a C.A., casi todos solíamos decir que lo que nos impulsaba a beber eran nuestros problemas familiares o las personas con quienes vivíamos.

8 - ¿Tratas de conseguir Cocas "extras" en las fiestas, por temor de no tener suficiente? La mayoría de nosotros solíamos tomarnos "unas cuantas" Cocas antes de ir a una fiesta, si creíamos que no nos iba a bastar la ración. Y si no nos servían con la suficiente rapidez, íbamos a otra parte para conseguir más.

9 - ¿Persistes en decir que puedes dejar la Coca en el momento que quieras, a pesar de que sigues tomándola cuando no quieres? Muchos de nosotros nos engañábamos diciendo que bebíamos porque queríamos beber. Después de unirnos a C.A., llegamos a saber que una vez que empezábamos a beber Coca, no podíamos parar.

10 - ¿Has faltado a tu trabajo o a la escuela a causa de la Coca? Muchos de nosotros ahora reconocemos que a menudo nos ausentábamos "por estar enfermos" cuando en realidad estábamos tomando una Coca con los amigos.

11 - ¿Has tenido "lagunas mentales"? ¿Has pasado horas o días bebiendo Coca sin poder acordarte de lo que hiciste o qué te pasó? Al llegar a C.A., descubrimos que esa era una indicación bastante segura del cocacolismo.

12 - ¿Has pensado que llevarías una vida mejor (mejor salud, mejores finanzas) si dejaras la Coca? Muchos de nosotros empezamos a beber Coca porque nos pareciera más agradable, al menos por algún tiempo. Luego nos sentimos atrapados. Estábamos bebiendo para vivir y viviendo para beber Coca. Estábamos hartos de estar hartos y recurrimos a C.A.

¿Respondiste SÍ a cuatro o más preguntas? De ser así, es probable que tengas un problema con la Coca.

Bueno ya hablando serio.
Algo de lo más malo que nos puede pasar en esta vida es caer en las garras de alguna adicción. Sea cuál sea el objeto: una bebida, una diversión como el video juego, el sexo, drogas, alcohol, tabaco, etc. Una adicción es algo que daña el propósito de Dios para tu vida, ya que Dios te ofrece LIBERTAD, mientras que la adicción te hace ESCLAVO de ella. Así que si has detectado alguna adicción en tu vida, lo primero que tienes que hacer es rendir tu vida a Jesucristo, sólo Él te puede dar libertad desde tu interior.
Julito Julito Author
Maribel Aviles, M. D. dijo...

Interesante y simpático! Como médico me pareció espectacular tu perspectiva y manejo del asunto. No se cuales son tus reglas para republicar tus articulos. Me encantaria publicarlo en mi blog www.quierosersaludable.com
Les interesará a muchos.
Bendiciones,
M. Aviles, M.D.

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram