Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

El Señor Te Guiará


Esta es, sin duda, una hermosa promesa de parte del Señor: yo te guiaré, te aconsejaré y velaré por ti. ¡Qué afortunado el rey David! Nuestra tendencia a creer que Dios sólo está buscando a quien castigar probablemente ya te hizo pensar que David recibió esta promesa porque era alguien muy bueno. Entonces, alguien como tú o como yo, que fallamos al Señor a cada rato ¿tendría posibilidad alguna de recibir la misma promesa de parte del Señor? Sin duda alguna. ¿Por qué estoy tan seguro? Porque David no era perfecto.

De hecho, antes de que recibiese esta promesa, David confiesa que falló al Señor, pecó contra él, y tal como hacemos tú y yo, lo tratamos de ocultar, no lo confesamos. Y también sentía que se consumía por dentro, la culpa, la vergüenza lo acababa. Sentía la mano de Dios queriendo corregirle y hacerlo volver, pero el orgullo no lo dejaba y sentía que sus fuerzas se acababan.

Fue hasta que entendió que lo mejor era, confesar su pecado a Dios, comprendió que el Señor no busca castigar, sino perdonar, todas nuestras faltas, que pudo recuperar su gozo, su alegría, al saberse perdonado por Dios. Y es por ello que invita a todos a que oren a Dios todos aquellos que se están ahogando en su pecado, en la culpa o la vergüenza. Porque sin duda el enemigo busca acabar con las personas cuando están en esa situación, acabar con matrimonios, familias, ministerios, etc. Pero al venir al Señor, Él se convierte en tu escudo, tu protector.

Después de que David confesó su pecado y recibir el perdón que Dios le da, fue cuando recibió la promesa de parte del Señor de ser guiado, aconsejado y cuidado por el Señor. Pero hay una advertencia, que no sea como el mulo o el caballo, que necesitan freno y brida para controlarlos. En pocas palabras, que ahora que hemos pedido perdón al Señor, seamos fieles en escuchar su voz, consejo y seguir sus pasos; porque a los que hacen lo malo les espera dolor y pesar, pero aquellos que confían y obedecen al Señor, su amor inagotable los rodeará.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram