Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Adolescentes - Esclavos Del Móvil





Cada vez más adolescentes y jóvenes están enganchándose a los teléfonos inteligentes que les permiten "tuitear", "wasapear" y prestar atención a los amigos, en detrimento de las relaciones con los padres y los estudios.


Carmen S., una mujer de mediana edad, le recrimina a su hijo Luis, un adolescente prototípico de la era digital: "Te pasas más tiempo jugando con el 'aparatito' y metido en la redes sociales, que compartiendo tu vida con las personas de carne y hueso, y atendiendo los asuntos del mundo real. No te comprendo".
Luis, sin levantar la vista de la pantalla de su teléfono inteligente ni los dedos del teclado táctil, le responde a su madre con un encogimiento de hombros, que parece darle la razón y sigue adelante como si nada, enganchado al "dichoso móvil".

Esta escena y otras similares, frecuentes en muchos hogares y familias, han despertado la preocupación entre los padres y educadores.

Según el 'Estudio sobre hábitos seguros en el uso de `smartphones´ por los niños y adolescentes', efectuado en España en 2011 por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, INTECO, (www.inteco.es) y la compañía telefónica Orange, 'dos de cada tres adolescentes tiene teléfono móvil, en la mayoría de los casos un terminal de altas prestaciones'.

De acuerdo a este trabajo, a nivel europeo, el 31 por ciento de los teléfonos móviles de usuarios de más de 13 años son inteligentes, mientras que los menores de edad que actualmente disponen de 'smartphone' han accedido a su primer teléfono móvil a los 11 años, y a su teléfono inteligente a los 13.

Los menores los utilizan principalmente para realizar llamadas de voz, enviar 'sms', hacer llamadas perdidas, hacer fotografías o escuchar música
.
Los servicios avanzados utilizados de manera más intensiva son: el acceso a redes sociales, juegos y mensajería instantánea, según este trabajo.

Según INTECO, el atractivo de las redes sociales y su penetración entre los menores se hace patente al convertirse en las aplicaciones más utilizadas por los menores de 15 a 16 años. Las segundas más utilizadas a estas edades son las de comunicación y mensajería (Messenger, Whatsapp, Skype).

Aunque los chicos aprovechan los momentos de mayor tiempo libre para disfrutar del teléfono inteligente (fines de semana y vacaciones), el 28,3 por ciento de ellos lo utiliza mayoritariamente entre semana, según el estudio.

Dado que este tipo de celulares permite estar comunicado, navegar por Internet, acceder a redes sociales, generar y publicar contenido multimedia, jugar o descargar aplicaciones, el menor puede realizar un uso intensivo de este aparato. Puede ocurrir, incluso, que llegue a desarrollar cierta relación patológica respecto al dispositivo y sus servicios', según INTECO.

Una de las situaciones que ocurren con frecuencia a los menores es cierta adicción o dependencia, entendida como tener sensación de agobio cuando el dispositivo no está a mano. La experimentan un 15,8 por ciento de los jóvenes.

La adicción crece a medida que aumenta la edad: afecta al 9 por ciento de los menores de 10 a 12 años; al 15,2 por ciento de los que tienen de 13 a 14 años; y al 21 por ciento de los menores de 15 a 16 años, según el estudio español.

Las conclusiones más alarmantes han llegado de otro estudio realizado en el Reino Unido por la organización Ofcom (Independent regulator and competition authority for the UK communications industries), según el cual la gran mayoría lo tienen siempre encendido; cuatro de cada diez lo usa nada más despertarse; y dos tercios se socializan con otras personas a través del teléfono.

Además casi un tercio de los adolescentes los utilizan durante las comidas, y casi la mitad admiten hacer uso del 'smartphone' en el cuarto de baño.

Según Ildefonso Muñoz, de la Unidad de Psicología del Centro Médico USP Fuengirola (Málaga, España), 'alrededor del 53 por ciento de los usuarios de teléfonos móviles presentan un miedo irracional a no llevar el teléfono móvil encima y afecta más al sexo masculino que al femenino'.

Según un estudio del USP Fuengirola, un 58 por ciento de los hombres y un 48 por ciento de las mujeres usuarios sienten ansiedad, inestabilidad, irritabilidad y falta de concentración cuando se olvidan el teléfono en su casa, no tienen señal, les queda poca batería o su dispositivo se queda sin energía.

En opinión de Ildefonso Muñoz 'los jóvenes son los que más pueden llegar a sufrir este problema, ya que en su actual patrón de sociabilidad y en su forma de interactuar, predominan los mensajes de móviles (sms) y el chateo, y sin ordenador ni móvil su apagón comunicativo es casi total'.

Para reducir la dependencia del móvil, este psicólogo aconseja apagar el teléfono por la noche a partir de cierta hora e ir haciendo intentos de dejarlo en una habitación distinta de la que estemos, empezando por 10 minutos e ir aumentando este tiempo poco a poco hasta ser capaces de dejarlo en casa.

'Quienes acuden a consulta por adicciones relacionadas con las nuevas tecnologías suelen ser adolescentes o jóvenes traídos por sus familias debido a las muchas horas que permanecen encerrados en su habitación con Internet', según el psiquiatra Javier García Campayo, del Hospital Miguel Servet de Zaragoza (España).

Para García Campayo, 'en el caso de las nuevas tecnologías, la adicción pasa más inadvertida porque consiste solo en una cuestión del tiempo dedicado a dicha actividad: la mayor parte de la gente usa internet o móviles, mientras que el adicto lo utiliza durante mucho más tiempo'.

Según un estudio dirigido por el presidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), el doctor Salvador Ros, cerca del 8,1 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 34 años tiene riesgo de convertirse en adictos a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC).

Para ASEPP, si el menor tiene un bajo rendimiento o fracaso escolar, irritabilidad, pérdida de interés por actividades que realizaba previamente, trastornos del sueño o distanciamiento de la familia o amigos, puede ser un caso de adicción a las TIC.

'Niños o adolescentes que dejan de comer con la familia o que se pasan todo el tiempo jugando deben alertarnos y hacernos pensar en la posibilidad de una adicción. Este tipo de trastorno no produce un deterioro físico, lo que hace que solo se acuda al médico cuando los jóvenes han desarrollado conductas muy perturbadas', señala el psiquiatra Alfonso Sanz Cid.

Tras entrevistar a más de 4.100 jóvenes de ambos sexos entre 20 y 24 años, 32 de ellos enganchados a las tecnologías de la información, esta experta de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, ha concluido que abusar del móvil y no desengancharse de este aparato puede ocasionar en los jóvenes un mayor riesgo de padecer problemas del sueño, estrés y síntomas de depresión.

INTECO ofrece a los padres algunos consejos para el uso seguro y responsable de estos dispositivos. Si su hijo utiliza un teléfono inteligente... .
1.- Pídale que le comente si va a descargar algo, para evitar posibles servicios falsos, virus o engaños.
2.- Sugiérale que reflexione antes de publicar información o imágenes, ya que una vez publicadas pierde el control sobre ellas.
3.- Supervise la compra del dispositivo y conozca sus funciones y las aplicaciones que se instalan en él.
4.- Establezca unas normas de uso: cuánto tiempo y dónde usarlo, gasto mensual y servicios.
5.- Explique por qué es importante la privacidad, los riesgos relacionados con compartir información, y por qué hay que ser responsable de todo lo que se envía.
6.- Indíquele que sólo deben dar el número de móvil a conocidos, e incluir en las redes sociales a gente cercana.
7.- Revise las descargas que realizan, evitando un uso excesivo o posibles fraudes.
8.- Si desea utilizar un servicio de protección parental póngase en contacto con su servidor.
9.- Recuerde que pueden ayudarle los organismos públicos, las entidades de protección de la infancia y los cuerpos policiales.


FUENTE original:
http://estilos.prodigy.msn.com/adolescentes-esclavos-del-celular

NOTA: No pongo un enlace directo a la fuente original, debido a que después borran la información al anexar algo más novedoso.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram