Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¡Paz Interior!

¡Paz Interior!
¿En qué se parece Po o Shen (Personajes centrales de Kung Fu Panda 2) a nosotros?
Descubre por qué la búsqueda de la paz interior puede llevarnos a cometer actos equivocados

"En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado." (Salmos 4:8)

Me encanta la película de Kung Fu Panda, porque en la primera parte, Shifu se la pasaba meditando diciendo "Paz Interior, paz interior". Y ahora en esta segunda parte, toca el turno a Po de buscar la Paz Interior, y a Shen (el enemigo que es un pavo real).

Resulta que Po, el recién perfeccionado "Maestro Dragón", ha perdido su paz interior, ya que (OJO, te voy a revelar una verdad que te dejará con el ojo cuadrado) el Sr. Ping, el ganso que ha cuidado a Po desde que era un tierno osito panda, le ha dicho que no es su verdadero padre (te dije que te ibas a sorprender al saber esto). Así que Po pierde su paz interior al enojarse contra su pobre padre, quién lo ha rodeado de amor y cariño desde que lo tiene, y al llenarse de odio contra sus verdaderos padres, quienes tomaron una decisión equivocada al creer que no podían llenar de amor y cariño a su osito por lo que lo dieron con alguien que sí pudiera darle lo que ellos no.

Por otro lado, vemos al villano Shen, quien no tiene paz interior desde pequeño, ya que fue rechazado por sus padres. Y siente que la mejor manera de recuperar su paz interior es conquistando al mundo, haciendo lo malo.

Cuando no tenemos paz en nuestros interior, ambas conductas son las comunes. Por un lado, habemos quienes buscamos algún culpable de nuestra situación, de nuestros problemas, y no podemos ver todo lo bueno que nos rodea sólo por fijarnos en lo malo. Perdemos de vista el amor y cuidado de nuestros padres, perdemos de vista las bendiciones con las que DIOS nos ha rodeado, perdemos de vista el cariño de las personas que nos rodean, etc.

Por el otro lado, nos afecta tanto el rechazo de nuestros seres amados o de quienes confiábamos, que culpamos a todo el mundo de nuestra situación, y entonces buscamos la manera de vengarnos. De demostrarle a todos que están en un error al hacernos menos. Cuando en realidad, no nos damos cuenta de que no todo el mundo nos rechaza, de que no todos buscan nuestro mal, de que no es tan importante lo que otros opinan de ti, sino lo que DIOS dice de ti.

Y aunque intentemos de hacer miles de cosas buenas para calmar nuestro desbarajuste interior: como meditar, como intentar salvar al mundo, etc., O miles de cosas malas para calmar a tu interior: como planear como vengarse de quienes te lastiman, como demostrarle a todos sea como sea que tú eres el mejor, usar tus habilidades y talentos para algo destructivo, etc., JAMAS encontrarás la paz interior a través de esto.

La Paz Interior comienza al entender quién eres tú, cuál es el propósito de tu vida, porque es entonces que puedes ver cómo todo lo que ha pasado en tu vida resulta útil para tu propósito, y cómo las personas que te rodean, tanto las buenas como las malas, han dejado una huella en tu vida que te ayudará a comprender mejor cómo debes ser y actuar tú. PERO para poder descubrir quién eres y tu propósito NECESITAS ir al origen de toda la vida: a DIOS. Porque no hay nadie más que pueda decirte quién eres y para que estás en esta tierra, porque ÉL fue quien te creó, quién te diseñó, quién te hizo para un propósito en específico.

En pocas palabras, no importa cuán mejor seas como Maestro Dragón o medites en Ying Yang, o de cuántas armas excelentes o supervillanos amigos te rodees, no importa cuanto bien o cuanto mal hagas, la PAZ Interior sólo vendrá a tu vida cuando te acerques a DIOS y te muestre quién eres tú y para que estás en esta tierra. Cuándo te acerques a Él, entonces podrás decir como dijo el rey DAVID: en paz me acostaré, y así mismo dormiré; porque sólo Tú Señor, me haces vivir confiado.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram