Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprendiendo De Los Discípulos

En Karate Kid, después de darle un obsequio a Dre, antes del torneo final
el Señor Han le confiesa a Dre que aprendió de él, una valiosa lección.




Dre tuvo al Señor Han, Josué tuvo a Moisés, Eliseo tuvo a Elías, Ruth tuvo a Noemí, Timoteo tuvo a Pablo. 

Agradezco a Dios la hermosa oportunidad de ser Pastor de adolescentes, de ser un mentor, un guía, un tutor de jóvenes que un día llegarán a ser esos hombres y mujeres comprometidos y fieles al servicio del Señor. Pero quiero compartir algo maravilloso que he aprendido en estos años.

Muchos jóvenes están deseosos de contar con alguien que les ayude, les oriente, les aconseje, los motive, los consuele. Les ayude a crecer y caminar a través de la vida. Y es difícil de encontrar personas dispuestas a ser esos mentores que necesitan. 

Si tú tienes la oportunidad de guiar y dirigir a personas podrás experimentar lo siguiente: (1) Crecimiento espiritual de los discípulos, porque estás tratando con personas deseosas de crecer, dispuestas a aprender de tu experiencia y tu conocimiento; pero también (2) experimentarás crecimiento espiritual personal porque te verás obligado a auto analizarte, porque no puedes analizar la vida de alguien más sin analizar la tuya primero.

Y es que, sinceramente, muchas veces no practicamos lo que enseñamos. Y la honestidad de ellos, nos ayudará a aprender valiosas y necesarias lecciones. Así que te animo a continuar en esta hermosa tarea y no dejar de aprender de los discípulos. ¡Bendiciones!
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram