Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Que No Se Olvide El Motivo

Que No Se Olvide el Motivo
¿Qué es la Navidad para ti? ¿Recuerdas cuál es el motivo de esta fiesta?
¿Cómo te sentirías si organizaran una fiesta en tu honor pero en todo lo que realizan no toman en cuenta tus gustos? ¿Cómo te sentirías si organizaran una fiesta en tu honor pero toda la noche se la pasan hablando y esperando que aparezca otra persona y a ti te ignoran?

Sé que para más de alguno me veré medio "Grinch", pero no sé si tú has notado que para estas fechas miles si no es que millones de tarjetas postales y frases de felicitaciones circulan por todas partes. Aún más que en el día del amor y la amistad.

Pero que triste que de lo que rodea a esta fiesta, casi nada tenga que ver con el "motivo" por lo cuál se celebra. Se nos dice que celebramos el nacimiento de Jesús, pero pues yo no recuerdo que...

  • José estuviese vestido de rojo, fuese panzón, mucho menos que tuviese barba blanca y regalara juguetes a todos los niños buenos. 
  • José, María y Jesús tuviesen una aureola brillante sobre sus cabezas.
  • Llegaran 3 Reyes Magos, ¿reyes? hasta donde sé no eran reyes, sino estudiosos o astrólogos, y te aseguro que jamás leí que fuesen 3.
  • Ah y ni siquiera llegaron en un camello, caballo y elefante. Y no llegaron el día que nació Jesús, llegaron un año después, a la casa de Jesús.
  • Y aquí entre nos, Jesús no nació en Diciembre; pero eso es lo de menos.
En fin, Dios nos ordenó "santificar" las fiestas, pero creo que esta en vez de SANTI-ficarla, la hemos SANTA-ficado. ¡Qué triste! Hemos dejado al festejado a un lado.

No necesito obviar que una fiesta con una noble intención, recordar el nacimiento del Salvador, del Mesías y del Señor, ha sido comercializada, al punto de olvidar su verdadero significado y considerarla tan sólo un motivo para no tener clases, para gastar mucho dinero, para poner muchas luces de colores y adornar los hogares.

La noche que Jesús nació, fue una noche que comenzó a transformar vidas, la vida de unos nobles pastores que andaban por allí... Esa noche había unos pastores en los campos cercanos, que estaban cuidando sus rebaños de ovejas. De repente, apareció entre ellos un ángel del Señor, y el resplandor de la gloria del Señor los rodeó. Los pastores estaban aterrados, pero el ángel los tranquilizó. «No tengan miedo —dijo—. Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente. ¡El Salvador —sí, el Mesías, el Señor— ha nacido hoy en Belén, la ciudad de David! Y lo reconocerán por la siguiente señal: encontrarán a un niño envuelto en tiras de tela, acostado en un pesebre».

Esa noche, ellos pudieron regresar a casa felices, con la hermosa esperanza de saber que DIOS ahora estaba entre los hombres, que era cuestión de tiempo (unos años) para ver la Salvación de DIOS. Y no solamente lo sabían, sino que sus ojos lo habían visto, porque... Fueron de prisa a la aldea y encontraron a María y a José. Y allí estaba el niño, acostado en el pesebre. Después de verlo, los pastores contaron a todos lo que había sucedido y lo que el ángel les había dicho acerca del niño.

La "Navidad" fue una noche que trajo esperanza a la humanidad, que cambió la vida de personas. Aún debería ser lo mismo y no una ocasión que traiga tristeza a los hijos que ven a sus papás emborracharse o terminar peleando con los tíos. Mucho menos una ocasión de tristeza para algunos niños que creen que "no se portaron bien" y por eso no recibirán regalos este año. O dolor a algunos padres que reciben la noticia que su hijo no regresará a casa por sufrir un accidente por culpa del alcohol (sea que él iba tomado o quien lo chocó). ¡No!

Sé que sueno medio Grinch, pero creo que si vamos a celebrar el nacimiento del Salvador, del Mesías, del Señor, podríamos hacerlo en vez de brindando con licor, brindando esperanza a quien lo necesita, brindando pan a quien le falta, brindando amor a la familia primeramente y también a quien está solo y, tal como hicieron los pastores de la primera "navidad", ir y anunciando a todos que el SALVADOR ha nacido, que Dios se hizo carne y vino a la tierra a darnos libertad.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram